“Cuando os encontráis ante una dificultad, tenéis un disgusto, alguien os ha ofendido, etc., en vez de dejaros llevar por la irritación o el desánimo, tratad de utilizar el poder de la sonrisa.
Diréis: «¿El poder de la sonrisa? ¿Pero qué es? ¿Sonreír a los demás?» No necesariamente. «¿Pero entonces, a qué?» Aunque estéis solos, tratad de sonreír, sin más, para mostrar que os halláis por encima de todas las dificultades. Pensad que en lo más profundo de vuestro ser sois invulnerables, inmortales y eternos, y cuando paséis delante de un espejo, sonreíros… Esta sonrisa quizás al principio sea una mueca, pero no importa, ¡supone el comienzo de algo! Como habéis decidido mejorar vuestro ánimo, esto os ayudará a superar más fácilmente vuestras contrariedades.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Anuncios