>> La canción de las trece posturas

Nunca desatender ninguna de las trece posturas

La fuente de la voluntad está en la cintura.

Poner atención al más mínimo cambio de lleno a vacío.

Dejar que el Chi fluya constantemente por todo el cuerpo.

La quietud implica al movimiento, el movimiento a la quietud.

Buscar la quietud en el movimiento.

Cosas sorprendentes pasarán al encontrar al oponente.

Dar atención y propósito a cada movimiento.

Cuando se hace correctamente, todo parece sin esfuerzo.

En todo momento poner atención a la cintura.

Con el abdomen suelto y relajado el Chi puede ser activado.

Si el cóccix está erguido el Shen sube a la cima de la cabeza.

El cuerpo debe ser flexible.

Sostener la cabeza como detenida por un hilo.

Ser alerta y buscar significado al propósito del Taichichuan.

Flexionado y alargado, abierto y cerrado,

Dejar que la naturaleza siga su curso.

Los principiantes siguen la enseñanza oral.

Gradualmente uno se aplica más y más.

La habilidad se encargará de todo.

¿Cuál es el propósito y la filosofía detrás del Taichichuan?

Rejuvenecimiento y prolongación de la vida más allá de lo normal.

Como un arroyo eterno.

Cada palabra de esta canción tiene gran valor e importancia.

Si se falla en seguirla con cuidado, uno se lamentará por siempre.

Anuncios