“¿Queréis conservar esta sensación de plenitud que os aporta el amor? Buscad la manera de no depender de la presencia física de aquéllos a los que amáis. Tanto si es un alejamiento voluntario como si no, e incluso si es la muerte la que os separa de ellos, seréis capaces de escapar al vacío que crea su ausencia, porque viviréis en el único mundo verdaderamente real: vuestro mundo interior con el que estáis fundidos. En cuanto salís de vuestro mundo interior, fatalmente los seres y las cosas pueden dejaros, estáis a merced de los acontecimientos.
¿Sabéis cuánto tiempo se quedarán con vosotros los seres a los que estáis apegados? No, y de una forma u otra, debéis esperar a ser separados de ellos físicamente. Así pues esforzaos en situar vuestra conciencia en las regiones elevadas donde las circunstancias no pueden afectaros, allí donde el sol del amor no se pone jamás. Lanzaos hacia la luz de este eterno sol. Ninguna fuerza en el mundo os podrá quitar a las personas que amáis mientras estén en vuestro interior.”
Omraam Mikhaël Aïvanhov

Anuncios