Siéntate cómodo, suelta cualquier vestimenta ajustada, cerciórate que tu columna esté en línea recta, cierra suavemente tus ojos. Puedes poner tus manos sobre los muslos, respira profundamente y libremente, concéntrate en cada respiración siendo consiente de cómo el aire entra a tu organismo por la nariz y pasa por los pulmones, bajando hasta el estómago, sé consiente de cómo el aire sale de tu organismo por la nariz.

-Siento cómo en cada inspiración estoy abrazando la vida.
-Respiro lento y profundo.
-Siento cómo en cada inspiración le estoy dando la bienvenida a una mayor vitalidad.
-Respiro lento y profundo.
-Siento cómo en cada inspiración está entrando el amor: me lleno de sentimiento.
-Respiro lento y profundo.
-Siento cómo en cada inspiración está entrando la alegría.
-Respiro lento y profundo.
-Siento en cada inspiración cómo el aire entra a mis células y se llena de energía que recorre mi organismo.
-Respiro lento y profundo.
-Siento en cada inspiración cómo mi organismo se va relajando.
-Respiro lento y profundo.
-Siento mis hombros, mi mandíbula, mi espalda, todo mi cuerpo, siento cómo se van soltando todos mis músculos, dejo fluir la energía en mi organismo.
-Respiro lento y profundo
-Elijo vivir mi vida con abundancia y prosperidad, desde hoy me permitiré tener lo que necesito en cada momento.
-Respiro lento y profundo, tomando conciencia de mi propia vida, de mis pensamientos, de mis sentimientos, de mi ser completo.
-Respiro lento y profundo.
-Recuerdo que estoy conectado a la sabiduría y energía vital. Desde hoy, se abren para mí posibilidades para comenzar una vida plena, llena de evolución a todos los niveles.
-Acepto la prosperidad y abundancia en mi vida, presto atención a mi ser interno, sigo mi corazón, él me guía y disfruto del milagro de la vida en cada momento, en cada respiración.
-Respiro profunda y lentamente.
-Mi relación con el dinero es cada día más saludable. Mis ingresos aumentan constantemente y mis gastos permanecen igual o disminuyen. Mis necesidades se ven cubiertas.
-Elijo tener pensamientos de abundancia que me nutran y sustenten.
-Respiro lenta y profundamente.
-Le doy la bienvenida a la abundancia de alegría, de amor y de dinero a mi vida.
-Respiro profundamente y lentamente, siendo consciente de cómo va pasando el aire a mi organismo, a cada una de mis células y acepto la prosperidad en mi vida, tomando conciencia de todas mis cualidades positivas. Me abro para recibir y aceptar ideas nuevas y maravillosas, me permito elegir que entre la prosperidad en mi vida, como jamás había entrado antes.
-Merezco lo mejor y elijo aceptarlo. Mis ingresos van en constante aumento, retiro todo pensamiento de pobreza y entro a la prosperidad, amándome cada día más, alegrándome de ser quien soy, sabiendo que la vida esta aquí para mí y me proporciona todo lo que necesito.
-Respiro profundo y lentamente siendo consciente.
-Voy de alegría en alegría. De abundancia en abundancia. Siento mi poder de crear. Siento mi respiración. Siento el poder del sonido. Siento el poder del sol. Siento el poder de la tierra. Siento el poder del agua. Siento el poder del aire. Siento el poder del fuego transmutador. Siento el poder de mi amor. Siento el poder de mi perdón. Siento el poder de mi buena disposición a cambiar. Siento el poder de mi elección de vivir mi vida en abundancia y prosperidad.
-Respiro profundo y lentamente.
-Relajo el cuerpo y la mente. Visualizo sobre mi cabeza un rayo de luz dorado, que viene desde el Sol, emitiendo una energía dorada, hacia mí. Me voy llenando de esa luz que contiene el amor y la sabiduría divinos. Rebosa y penetra por la parte superior de mi cabeza, llenándome de luz, salud, sabiduría y abundancia todos las partes de mi cuerpo, equilibrando mi ser, iluminando todos mis cuerpos. Esa luz dorada que penetró por mi cabeza y recorrió mi cuerpo, conecta ahora con el magma o centro de la tierra para anclarme a la Madre Tierra y compartir mi bienestar.

-Estoy tan lleno de esa luz que sale de mí y se derrama por mi casa,
por mi barrio, por mi ciudad, por mi país, y por todo el planeta,
atrayendo el amor, la sabiduría y la abundancia del universo.
Quédate ahora en silencio y permanece en el más completo
estado de sosiego para recibir e irradiar todas
esas bendiciones y compartirlas con la tierra.

Agradece la conexión a tu Yo Superior, a todos y a Dios.

"Meditación para atraer Abundancia

Siéntate cómodo, suelta cualquier vestimenta ajustada, cerciórate que tu columna esté en línea recta, cierra suavemente tus ojos. Puedes poner tus manos sobre los muslos, respira profundamente y libremente, concéntrate en cada respiración siendo consiente de cómo el aire entra a tu organismo por la nariz y pasa por los pulmones, bajando hasta el estómago, sé consiente de cómo el aire sale de tu organismo por la nariz.

-Siento cómo en cada inspiración estoy abrazando la vida.
-Respiro lento y profundo.
-Siento cómo en cada inspiración le estoy dando la bienvenida a una mayor vitalidad.
-Respiro lento y profundo.
-Siento cómo en cada inspiración está entrando el amor: me lleno de sentimiento.
-Respiro lento y profundo.
-Siento cómo en cada inspiración está entrando la alegría.
-Respiro lento y profundo.
-Siento en cada inspiración cómo el aire entra a mis células y se llena de energía que recorre mi organismo.
-Respiro lento y profundo.
-Siento en cada inspiración cómo mi organismo se va relajando.
-Respiro lento y profundo.
-Siento mis hombros, mi mandíbula, mi espalda, todo mi cuerpo, siento cómo se van soltando todos mis músculos, dejo fluir la energía en mi organismo.
-Respiro lento y profundo
-Elijo vivir mi vida con abundancia y prosperidad, desde hoy me permitiré tener lo que necesito en cada momento.
-Respiro lento y profundo, tomando conciencia de mi propia vida, de mis pensamientos, de mis sentimientos, de mi ser completo.
-Respiro lento y profundo.
-Recuerdo que estoy conectado a la sabiduría y energía vital. Desde hoy, se abren para mí posibilidades para comenzar una vida plena, llena de evolución a todos los niveles.
-Acepto la prosperidad y abundancia en mi vida, presto atención a mi ser interno, sigo mi corazón, él me guía y disfruto del milagro de la vida en cada momento, en cada respiración.
-Respiro profunda y lentamente.
-Mi relación con el dinero es cada día más saludable. Mis ingresos aumentan constantemente y mis gastos permanecen igual o disminuyen. Mis necesidades se ven cubiertas.
-Elijo tener pensamientos de abundancia que me nutran y sustenten.
-Respiro lenta y profundamente.
-Le doy la bienvenida a la abundancia de alegría, de amor y de dinero a mi vida.
-Respiro profundamente y lentamente, siendo consciente de cómo va pasando el aire a mi organismo, a cada una de mis células y acepto la prosperidad en mi vida, tomando conciencia de todas mis cualidades positivas. Me abro para recibir y aceptar ideas nuevas y maravillosas, me permito elegir que entre la prosperidad en mi vida, como jamás había entrado antes.
-Merezco lo mejor y elijo aceptarlo. Mis ingresos van en constante aumento, retiro todo pensamiento de pobreza y entro a la prosperidad, amándome cada día más, alegrándome de ser quien soy, sabiendo que la vida esta aquí para mí y me proporciona todo lo que necesito.
-Respiro profundo y lentamente siendo consciente.
-Voy de alegría en alegría. De abundancia en abundancia. Siento mi poder de crear. Siento mi respiración. Siento el poder del sonido. Siento el poder del sol. Siento el poder de la tierra. Siento el poder del agua. Siento el poder del aire. Siento el poder del fuego transmutador. Siento el poder de mi amor. Siento el poder de mi perdón. Siento el poder de mi buena disposición a cambiar. Siento el poder de mi elección de vivir mi vida en abundancia y prosperidad.
-Respiro profundo y lentamente.
-Relajo el cuerpo y la mente. Visualizo sobre mi cabeza un rayo de luz dorado, que viene desde el Sol, emitiendo una energía dorada, hacia mí. Me voy llenando de esa luz que contiene el amor y la sabiduría divinos. Rebosa y penetra por la parte superior de mi cabeza, llenándome de luz, salud, sabiduría y abundancia todos las partes de mi cuerpo, equilibrando mi ser, iluminando todos mis cuerpos. Esa luz dorada que penetró por mi cabeza y recorrió mi cuerpo, conecta ahora con el magma o centro de la tierra para anclarme a la Madre Tierra y compartir mi bienestar.

-Estoy tan lleno de esa luz que sale de mí y se derrama por mi casa,
 por mi barrio, por mi ciudad, por mi país, y por todo el planeta, 
atrayendo el amor, la sabiduría y la abundancia del universo.
Quédate ahora en silencio y permanece en el más completo
 estado de sosiego para recibir e irradiar todas
 esas bendiciones y compartirlas con la tierra.

Agradece la conexión a tu Yo Superior, a todos y a Dios."
Anuncios