Pensamiento del lunes 30 de marzo de 2015.

“Sólo un sentimiento de gratitud hacia el Cielo puede salvarnos en el momento de las pruebas. Pero, ¡cómo convencer a los humanos de esto, si no dan las gracias ni siquiera por las cosas buenas que les suceden! Y sin embargo, aprender a dar gracias al Cielo, incluso por las dificultades y las desgracias, es la mejor manera de transformarlas.
Si ante una prueba os ponéis a gritar, a rebelaros, sentiréis que ésta es más pesada aún para vosotros. Pero si decís: «Gracias, Señor. Hay ciertamente una razón para que esto me suceda, todavía tengo muchas cosas que aprender, que comprender, y estos acontecimientos me servirán aún para mejorarme, para fortalecerme», de pronto sentiréis que algo se aclara dentro de vosotros. Es como si hubieseis envuelto vuestras dificultades con una película de oro puro, y las vierais de otra manera.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Anuncios