Como-se-comporta-una-persona-despierta   El despertar es un suceso que puede ocurrirte en cualquier momento, si es que aún no lo has experimentado. Significa el comienzo de una nueva percepción, sobre ti mismo y la vida, es ver que no eres la mente, es empezar a salir de ese sueño en el que estabas, donde la ilusión te mantenía de algun modo con el velo en los ojos.

La pregunta clave de este artículo tiene que ver con las creencias falsas o imágenes que nos formamos erradamente sobre: ¿cómo debería comportarse una persona Despierta Espiritualmente?

El despertar te hace consciente de lo que ocurre dentro de ti, tu enfoque cambia del mundo externo al mundo interno, te das cuenta de que todo a tu alrededor es sólo un reflejo de ti mismo, que todo este tiempo aquello que te molestaba de los demás siempre fue una proyección de lo que aún no sanabas en ti.

A medida que profundizas en el despertar van cayendo esas máscaras que antes utilizabas (inconscientemente) para tapar tus verdaderos sentimientos, son nuestras imágenes y personalidades cambiantes, que siguen ahí pero ahora son muy evidentes para nosotros, nos enfrentamos a nuestra sombra a la cual hemos huido por tanto tiempo, empezamos a ser seres auténticos.

Muchas cargas emocionales no resueltas emergen para ser trabajadas, comprendidas y sanadas a través del poder de la Conciencia para limpiarnos, aprender aceptarnos y amarnos de verdad.

Quizas quieras quedarte dormido en ese sueño donde buscas tu mejor forma de sobrellevar el sufrimiento, quizás estás tan profundamente dormido que no sabes que estás sufriendo (es normal vivir así), o tal vez, sí sabes que deseas profundizar en tu vida espiritual y no sabes cómo exactamente.

¡En cualquier caso, tarde o temprano todos tenemos que y vamos a Despertar!

Si aún no hemos despertado, el concepto mental percibido de ese estado es muy lejano a la realidad, pues muchos creen que las personas Despiertas deben ser de cierta manera, como por ejemplo: amorosas, siempre felices, no tienen problemas, no se enfadan, algo así como “una idea de personas perfectas viviendo un estado perfecto” y eso es mentira.

Quienes ya han despertado son personas muy comunes y sencillas. La única diferencia es que en ellos se activo una alerta donde hay mayor conciencia de lo que piensan, dicen, hacen y sienten. Esto les permite ver lo que antes no veían de ellos mismos, buscando la unidad y aceptación interna, reconociendo su estado interno, con sinceridad (integridad interna) con responsabilidad y sin culpar a nadie más. Al hacer esto, pueden transformarse y elevar más rápidamente sus niveles de conciencia beneficiándose ellos mismos y a los demás a su alrededor. ¿Por qué?…cuando tus niveles de conciencia aumentan creces y te expandes, esto te trae mayor salud y felicidad y cuando eres un ser feliz naturalmente haces felices a los que te rodean.

Estados que experimenta el Despierto:

-Es el testigo del diálogo interno (cada vez es menos atrapado por el ruido mental)

-Puede tener en ocaciones estados de dicha sin razón

-No puede escapar de sus emociones, puede comenzar a experimentarlas tal y como vienen, de esa forma no se estanca creando cargas emocionales no resueltas

-Se desarrolla una integridad interna dentro de la persona (ser sincero contigo mismo y lo que te pasa)

-Empiezas a vivir el presente tal y como viene, con mayor aceptación

-Reconoces que los demás (el mundo externo) te reflejan tu estado interior (mundo interno)

-Hay un cambio de percepción, ves las situaciones que antes te afectaban de una manera distinta, por lo tanto, hay una liberación del sufrimiento

-Es capaz de soltar más rápido los sucesos pasados difíciles, el sufrimiento si está, pero dura cada vez menos

Estas son algunas de las experiencias que puede tener el Despierto. En estos estados, cuando se vuelven más y más profundos, la persona se comienza a quedar con lo que es, con las experiencias que fluyen a su vida, sean las que sean, las vive intensamente, es el observador de su historia. Luego mientras más tiempo se queda con lo que es, el corazón inicia su florecimiento, y el ser se transforma por completo, es pura conciencia, es feliz, dichoso.

Esto no quiere decir que un Despierto no sienta todas las emociones, puede en algún momento enfadarse, llorar, conectarse con el sufrimiento del otro, actuar de alguna forma donde otros no estén de acuerdo, pero eso no le afecta al Despierto realmente porque sabe que lo que hizo fue perfecto y fue lo mejor que pudo haber hecho, en ese momento, a el le importa es ser íntegro consigo mismo, no lo que otros piensen.

No hay una forma específica ni perfecta en que la persona Despierta se comporte, eso es una idea falsa e idealizada por la mente. Es más, el Despertar de la Conciencia hace que sueltes más el control de todo, esa persona en determinada circunstancia puede comportarse de cualquier manera, no planifica ni piensa demasiado las cosas, sólo fluye, es como es y toma acción. Con elevados niveles de conciencia, éste se vuelve más conectado con todo a su alrededor, quiere decir que al aceptarse y amarse profundamente también hará lo mismo con todos y todo.

Entre tantas percepciones que existen, nunca será posible que las acciones tomadas por alguien, ni siquiera un ser Despierto sean siempre las más ideal para todos, no existe una “respuesta adecuada o perfecta”…todo siempre depende de nuestras vivencias, de nuestro nivel de conciencia, de cómo nos vemos a nosotros mismos y a la vida. El que está despierto no se preocupa del “cómo debío haber sido”, sabe bien que sólo pasa lo que tiene que pasar.

El Despertar es abrir los ojos y comenzar a “ver” todo aquello que guardamos sobre nosotros mismos por tanto tiempo. Entonces en ese viaje espirtual, el mismo Despierto va sorprendiéndose  de lo que va descubriendo, sobre sí mismo y lo que le muestran sus relaciones, actua desde un espacio de espontaneidad y fluye con lo que la vida le va trayendo.

Les cuento unas frases que fueron dadas por unos de los Dasas de la Oneness University cuando recibí una de sus clases magistrales:

Un No Despierto ve a un Despierto y dice: ese está loco, no lo entiendo.

Un Despierto ve a un No Despierto y dice: ese está loco, no lo entiendo.

Los dos piensan lo mismo, la diferencia es que un loco está sufriendo, el otro no.

¿Quién prefieres ser, el loco que está sufriendo o el que no lo está?

“Ver es ser libre” Oneness University (Sri Bhagavan)

 

Anuncios